tal vez también te interese

Trimestre récord de Apple sorprende hasta a su CEO

NUEVA YORK.- El pasado 27 de enero, Tim Cook, presidente y director ejecutivo de Apple, anunció que había generado ganancias por 18 mil millones de dólares en el primer trimestre de su año fiscal 2015, de octubre a diciembre de 2014. Eso supera el récord anterior de 15 mil 900 millones de dólares reportado por Exxon Mobil, el gigante petrolero, en 2012, según los Índices Dow
Jones de S&P.

Las utilidades, del tamaño de un número telefónico de Apple, se debieron en gran medida a las ventas de su enormemente popular iPhone, el cual representó más de dos tercios de sus ingresos, de 74 mil 600 millones de dólares.

Los presidentes de las empresas rara vez admiten estar asombrados por el desempeño de sus compañías, pero Cook admitió que era “difícil de entender” el grado de interés en los productos de Apple. Señaló que, en promedio, se compraron 34 mil iPhones cada hora de cada día en el lapso analizado. Eso representó 74.5 millones de teléfonos, muchos más de lo que esperaban observadores del mercado.

Apple es la compañía más grande del mundo por su capitalización de mercado, y también la más rentable. Asombrosamente, se ha elevado a la grandeza usando un modelo de negocios más bien obsoleto: vender objetos altamente deseables con gruesos márgenes brutos, los cuales llegaron casi a 40 por ciento en el último trimestre.

La industria tecnológica ha engendrado numerosas empresas basadas en software, como Facebook y Google, que no tienen que preocuparse de desplazar productos, sin embargo generan mucho menos que el Coloso de Cupertino. Amazon maneja muchos productos físicos, pero pierde dinero.

De riesgos y dragones

Otra cosa que distingue a Apple de las demás empresas tecnológicas es su éxito en conquistar China. Mientras que sus rivales se han sentido frustrados ahí, Apple recientemente se volvió la fuerza más grande en el mercado de smartphones del gigante asiático medida según las unidades enviadas, según la firma de investigación de mercados Canalys.

Los ingresos de Apple provenientes de la región amplia de China, que incluye a Taiwán y Hong Kong, aumentaron en 70 por ciento, a ligeramente más de 16 mil  millones de dólares. Cualquier revés en China podría perjudicar a Apple.

La dependencia general de la compañía hacia el iPhone es otro riesgo. Sin embargo, éstos son los primeros días para el iPhone 6, el dispositivo más reciente de Apple, cuya pantalla más grande lleva a la empresa a la categoría de las  phablets, teléfonos más grandes que son muy populares entre los clientes.

Los optimistas también señalan que la participación de Apple en el mercado de lossmartphones es pequeña comparada con los dispositivos que usan el sistema operativo Android, de Google, de manera que tiene mucho espacio para crecer.

Si aún desea reducir su dependencia de los iPhones, Apple necesitará nuevos aparatos que generen dinero. Cook dijo esta semana que su muy anunciadosmartwatch saldrá a la venta en abril.

Tim Bajarin, analista de la consultora Creative Strategies, considera que Apple pudiera vender hasta 24 millones de esos relojes inteligentes en los primeros 12 meses después del lanzamiento, produciendo miles de millones de dólares de nuevos ingresos, mientras la firma de investigación  Sanford C. Bernstein estima que los relojes tendrán un margen bruto superior al promedio, lo cual es un buen augurio.

Atados al software

Apple también debería poder generar más dinero del software y los servicios. Su tienda en línea de aplicaciones tuvo su jornada de mayor actividad el primer día de enero, y el lanzamiento de un reloj inteligente llevará a otro frenesí de compra de aplicaciones.

Apple lucra tomando una porción del dinero que los desarrolladores generan gracias a las ventas de aplicaciones y las compras ligadas a éstas.

Al atar a los clientes a su ecosistema de hardware y software, más servicios, como Apple Pay, un sistema de pagos de conexión remota, la empresa también hace más probable que se queden en él cuando mejoren sus dispositivos.

Esto aún deja a la compañía con un dolor de cabeza que otras empresas morirían por tener: su enorme montaña de efectivo, que ahora se sitúa en 178 mil millones de dólares, cifra que es mayor que las capitalizaciones de mercado de gigantes de las tecnologías de información, como Intel e IBM.

Apple, que ya ha gastado miles de millones de dólares en recompras de acciones, revisará sus planes para regresar dinero a los accionistas y discutirlos en abril.

Cook puede esperar muchas llamadas de inversionistas activistas antes de entonces, sin duda desde sus brillantes nuevos iPhones.

Inversión de 2 mil mdd en fábrica

La fabrica donde la empresa GT Advanced fabricaría el zafiro artificial para los modelos iPhone 6 y iPhone 6 Plus, recibirá una inyección de dos mil millones de dólares por parte de Apple, que construirá ahí su centro de mando para el control de su red de bases de datos, se anunció ayer.

El complejo industrial, ubicado en Meza, Arizona, se acogió al Capítulo 10 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos en octubre pasado.

De acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg, Apple confirmó la versión que circuló ayer en diversos portales especializados en noticias tecnológicas.

“Estamos orgullosos de seguir invirtiendo en Estados Unidos con las instalaciones en Arizona, que cumplirán la función de centro de mando para nuestra red global (…) el proyecto multimillonario es una de las inversiones más grandes que hemos hecho”, afirmó Kristin Huguet, vocera de Apple.

En el centro de mando en Meza trabajarán 150 empleados de la firma de la manzana de tiempo completo, agregó la compañía.

Agregó que la totalidad de la energía que usará provendrá de fuentes renovables, entre ellas una granja generadora de energía solar, y además se crearán 500 empleos relacionados con el sector de la construcción durante la etapa de remodelación.

Apple ha sido criticada en el pasado por generar empleos en otros países para la producción de su línea de gadgets.

Faltó capacidad

GT Advanced recibió en 2013 un crédito por  578 millones de dólares por parte de Apple para desarrollar artículos de zafiro artificial para Apple de forma exclusiva. La empresa debe regresar el dinero en 2020.

La empresa tecnológica tenía el objetivo de producir su propio zafiro artificial para sus gadgets, pero la compañía de Arizona fue incapaz de cubrir la amplia demanda de Apple y los nuevos teléfonos inteligentes de la firma de la manzana fueron fabricados con pantallas Gorilla Glass.

En su más reciente ola de compras, Apple anunció el pasado 21 de enero que llegó a un acuerdo para adquirir a la británica Semetric, pequeña compañía que ha desarrollado el servicio de seguimiento de música Musicmetric.

Con él son rastreadas las ventas digitales, descargas en bittorrent, videos en Youtube y demás plataformas.