tal vez también te interese

En EEUU, Volkswagen pagará indemnización récord de $14,700 millones por engaño con emisiones

La automotriz alemana ofreció a unos 500,000 dueños de los modelos diésel de 2.0 TDi fabricados entre 2009 y 2015 la recompra del auto o la finalización de sus contratos de leasing, informó este martes la Agencia de Protección Ambiental.

Se trata de la indemnización más grande de la historia pagada por una empresa automotriz. Volkswagenpagará casi $15,000 millones en Estados Unidos por haber mentido sobre los dispositivos de control de emisiones de sus autos, que en vez de evitar mayor contaminación, actuaban como elementos tecnológicos que ocultaban emisiones no permitidas.

La automotriz alemana ofreció a unos 500,000 dueños de los modelos diésel de 2.0 TDi fabricados entre 2009 y 2015 la recompra del auto o la finalización de sus contratos de leasing, informó este martes la Agencia de Protección Ambiental (EPA por su sigla en inglés) de Estados Unidos en un comunicado.

 

Quienes opten por la recompra de su auto recibirá de 12,500 a 44,000 dólares, dependiendo del modelo, año de fabricación, millaje recorrido y la región estadounidense en la que lo adquirió.

Los que habían firmado un contrato de leasing, en tanto, también recibirán una compensación por el daño ocasionado por el software ilegal colocado por la empresa en esos autos.

Volkswagen también acordó destinar hasta 10,300 millones de dólares para compensar a estos clientes e invertir 4,700 millones de dólares para mitigar el daño ambiental generado por estos vehículos y desarrollar tecnologías verdes, agregó la EPA.

“Violación deliberada”

“Este acuerdo resuelve parcialmente las denuncias de la EPA, así como las de la oficina del fiscal general de California y de la Junta para los Recursos del Aire de California (CARB por su sigla en inglés) (…) en relación al uso de dispositivos para trampear las pruebas de emisiones”, detalló la agencia ambiental.

Environmental Protection Agency (EPA) Administrator Gina McCarthy speaks alongside Deputy Attorney General Sally Yates (L) during a press conference to announce environmental and consumer relief in the Volkswagen litigation at the Department of Justice in Washington, DC, June 28, 2016. Volkswagen has agreed to pay out $14.7 billion in a settlement with US authorities and car owners over its emissions-cheating diesel-powered cars, court documents showed June 28, 2016. The settlement filed in federal court calls for the German auto giant to either buy back or fix the cars that tricked pollution tests, and to pay each owner up to $10,000 in cash. / AFP / SAUL LOEB (Photo credit should read SAUL LOEB/AFP/Getty Images)

Environmental Protection Agency (EPA) Administrator Gina McCarthy speaks alongside Deputy Attorney General Sally Yates (L) during a press conference to announce environmental and consumer relief in the Volkswagen litigation at the Department of Justice in Washington, DC, June 28, 2016.
Volkswagen has agreed to pay out $14.7 billion in a settlement with US authorities and car owners over its emissions-cheating diesel-powered cars, court documents showed June 28, 2016.
The settlement filed in federal court calls for the German auto giant to either buy back or fix the cars that tricked pollution tests, and to pay each owner up to $10,000 in cash.
/ AFP / SAUL LOEB (Photo credit should read SAUL LOEB/AFP/Getty Images)

“El pacto restablece las protecciones de aire limpio que Volkswagen violó tan deliberadamente”, dijo por su parte Gina McCarthy, administradora de la EPA. “Y garantiza inversiones de miles de millones de dólares para hacer de nuestro aire y de nuestra industriz automotriz una aún más limpia”, agregó.

El trato, sin embargo, no pone fin a los reclamos civiles pendientes ni a las denuncias en torno a los vehículos diesel de 3 litros, advirtió.

Los autos contemplados en el acuerdo son los Jetta, Passat, Golf, Bettles y Audi A3, todos los modelos TDI.

Volkswagen admitió en septiembre de 2015 la existencia d eun software diseñado especialmente para engañar a las autoridades ambientales a nivel mundial. Cerca de 11 millones de vehículos Volswagen con motores diésel están equipados con el controversial dispositivo.